¿Que es una extinción de condominio?

La extinción del condominio se da cuando se ha de transmitir una propiedad de una vivienda de titularidad compartida entre más de una persona.

Es muy habitual en la separaciones entre parejas en las que hay una vivienda en común al 50%. La extinción pone fin a la copropiedad y el bien pasa a ser de un solo individuo.

Esta operación supone un ahorro fiscal respecto a la compraventa ya que no se ha de pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que llega hasta el 10% en función de la comunidad autónoma.

La extinción de condominio si que obliga a la liquidación del AJD (impuesto de Actos Jurídicos Documentados), que esta entre el 1% y el 1,5% también dependiendo de la comunidad autónomoa.

Cuando se firma una extinción de condominio y hay un préstamo hipotecario a nombre de los dos es importante realizar el cambio de titularidad a nombre de quien se quedará la vivienda para evitar problemas al ex-propietario.

En estos casos se producen situaciones en donde el banco no concede la hipoteca a quien se quiere quedar el bien y hay que buscar alternativas en otras entidades. A veces este tipo de operación hipotecarias resultan difíciles por el hecho que al reducirse los ingresos de la unidad familiar (uno de los titulares deja de serlo y de aportar a la hipoteca) los bancos estiman que quien se hace con el 100% de la hipoteca le será más dificil hacer frente a la misma.

En Service Finance tenemos acuerdos con entidades financieras que nos permiten ofrecer soluciones especificas para estos tipos de casos y así facilitar el que se pueda realizar la extinción de condominio.

Segun el articulo 33,1 de la ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas "Se estimará que no existe alteración en la composición del patrimonio en los supuestos de división de la cosa común; en la disolución de la sociedad de gananciales o en la extinción del régimen económico matrimonial de participación; en la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros. Sin embargo, si el que renuncia a la propiedad recibe una compensación económica, sí podría entenderse que se produce una ganancia patrimonial susceptible de declarar en la Renta.

Posts Destacados